1. Cumplimiento de la normativa: El CAP (Certificado de Aptitud Profesional) es un requisito legal para todos los conductores de camión y autobús que operan en el ámbito del transporte de mercancías y de viajeros. Renovar el CAP cada 5 años asegura que se está cumpliendo con la normativa vigente y se evitan posibles sanciones.

2. Actualización de conocimientos: El sector del transporte está en constante evolución, tanto en términos de normativa como de nuevas tecnologías aplicadas a los vehículos. Renovar el CAP cada 5 años permite a los conductores estar al día de los cambios y actualizaciones en el ámbito laboral, lo que les ayudará a mejorar su desempeño y seguridad en carretera.

3. Mejora de habilidades y competencias: Los cursos de formación que se imparten en el marco del CAP están diseñados para mejorar las habilidades y competencias de los conductores en áreas como la conducción eficiente, la seguridad vial, la prevención de accidentes o la gestión del estrés. Renovar el CAP cada 5 años permite a los conductores adquirir nuevas habilidades y competencias que les ayudarán a ser más eficientes y seguros en su trabajo.

4. Aumento de la empleabilidad: Renovar el CAP cada 5 años es una forma de demostrar que se está comprometido con la profesión y se está en constante actualización. Esto puede ser visto como un valor añadido por parte de los empleadores, lo que puede aumentar las oportunidades de empleo y promoción dentro del sector del transporte. Además, algunas empresas de transporte exigen a sus conductores tener el CAP actualizado para poder contratarlos.