Para asegurar un alumbrado óptimo del vehículo en condiciones adversas, se recomienda mantener las luces del vehículo limpias y libres de suciedad, para una mejor visibilidad. Además, se recomienda mantener todas las luces del vehículo en buen estado de funcionamiento. Se recomienda también reemplazar las lámparas fundidas y ajustar los faros para una mejor visibilidad. Finalmente, hay que asegurarse de que los reflectores estén limpios y sin daños para optimizar el alumbrado.