1. Inspecciona los neumáticos regularmente: Debes revisar los neumáticos para verificar su estado de desgaste y presión. Esto debe hacerse al menos una vez al mes o antes de cada viaje largo.

2. Infórmate sobre el mantenimiento de los neumáticos: Debes tener en cuenta la edad de los neumáticos, ya que un neumático con más de seis años de uso puede ser inseguro.

3. Presta atención a la presión de los neumáticos: La presión de los neumáticos debe ser la adecuada para tu vehículo. Esta información se puede encontrar en el manual del propietario.

4. Alinea y equilibra los neumáticos: Esto evitará que los neumáticos se desgasten de forma desigual y te permitirá