es una autorización específica que otorgan los organismos de transporte para los conductores que transportan ciertos tipos de mercancías peligrosas. Esta autorización se obtiene después de una serie de cursos, exámenes y entrenamientos específicos para los conductores. Los conductores que poseen una autorización ADR pueden transportar mercancías peligrosas a través de fronteras internacionales. Esta autorización también se conoce como Licencia de Conductor de Mercancías Peligrosas.