son una herramienta esencial para mantener actualizados los conocimientos de los profesionales del transporte. Estos cursos se diseñan para refrescar los conocimientos de los profesionales sobre la legislación vigente en materia de seguridad vial, así como para actualizar sus habilidades y conocimientos para mejorar su desempeño en la conducción.

Los cursos de renovación del CAP, al igual que los demás cursos relacionados con la seguridad vial, tienen como objetivo promover una mayor conciencia entre los conductores de las normas básicas de seguridad vial. Esto incluye el conocimiento de la señalización, el estado de las carreteras, la gestión de la velocidad, el uso adecuado de los frenos y los límites de tiempo de conducción. Los cursos también ayudan a los conductores