En la primera clase de conducir, el instructor debe asegurarse de que los alumnos entiendan los conceptos básicos del manejo de un vehículo. Esto incluye discutir la dinámica de la conducción, los aspectos de seguridad, la ubicación de los controles del vehículo, los límites de velocidad y la ley de tránsito. Además, el instructor debe mostrar al alumno cómo realizar una inspección visual antes de conducir, cómo ajustar los espejos y el asiento, y cómo operar el vehículo correctamente. El instructor también debe enseñar al alumno cómo salir de un cruce, dar señales de giro, cambiar de carril, controlar la velocidad y detener el vehículo de forma segura. Al final de la primera clase, se recomienda que el instructor revise los conceptos con